Defectos refractivos infantiles

tratamiento-enfermedades-refractivas

Defectos refractivos

  • MIOPÍA. La miopía es un defecto visual con el que el ojo no es capaz de ver con nitidez los objetos lejanos, ya que las imágenes se enfocan por delante de la retina y no sobre ella.
  • HIPERMETROPÍA. La hipermetropía es un defecto visual común que aparece cuando el ojo no es capaz de ver claramente los objetos cercanos, provocando visión borrosa. El motivo es que el ojo enfoca las imágenes por detrás de la retina en lugar de sobre ella.
  • ASTIGMATISMO. El astigmatismo es una deficiencia visual común y leve que provoca visión borrosa y está causada por una irregularidad en la curvatura de la córnea que impide que los rayos de luz entren en el ojo y se proyecten uniformemente sobre la retina.

Relación con el aprendizaje

Estos problemas para procesar la información visual, pueden suponer,  importantes obstáculos en la escuela para los niños que los sufren. El niño que no tiene una visión correcta, suele tener problemas en la lectura, escritura, matemáticas, a la hora de razonar y pensar, en los deportes o incluso en las relaciones sociales con otros niños. Algunos niños con problemas visuales asociados a problemas de aprendizaje necesitan de programas de terapia visual.

La visión en los seres humanos  es un proceso complejo. La buena visión no se mide solamente por la capacidad de ver nítidamente objetos situados a una distancia lejana, sino que intervienen muchos otros factores, que convierten la visión en una destreza que capacita a un niño para obtener, identificar, interpretar y comprender la información presentada. Por ello, en nuestra clínica contamos con la colaboración de un óptico y psicólogos que nos ayudaran con terapias visuales en esa rehabilitación.