Ambliopía u ojo vago

tratamiento-ambliopia-u-ojo-vago

Ambliopía u ojo vago

Todos los niños deberían hacerse una revisión oftalmológica alrededor de los 3 años de edad. El principal objetivo de esta revisión es descartar el ojo vago o ambliopía, tratable durante la infancia, pero que no se podrá corregir si se diagnostica a partir de los ​ 8 o 10 años. Alrededor de un 4-5% de los niños tienen ambliopía.

Se trata de una alteración en el desarrollo normal de la visión que afecta a la maduración de diferentes funciones visuales, a nivel neurológico y que provocan  una ambliopía.

Es una disminución de la visión (agudeza visual), sin que exista ningún daño o lesión que la justifique.

Suele darse en un solo ojo, pero también puede ser bilateral.

Afecta no sólo a la agudeza visual sino también a la sensibilidad al contraste, color, percepción de movimiento, visión binocular y estereopsis (visión 3D).

Entre el 2 y el 4% de la población padece ojo vago o ambliopía. Es importante, detectarla precozmente entre los 3 primeros años de vida para poder ofrecer una mejor y más rápida solución.

El tratamiento es sencillo, si se diagnostica precozmente.